¿CÓMO TE ESTÁN METIENDO EL DEDO EN LA BOCA?

Las isapres conciben a sus más de 3 millones de afiliados para su beneficio comercial, ofreciendo convenios con determinados prestadores –que en algunos casos pertenecen al mismo dueño- en donde se ofrecen descuentos que no son tales, pues los valores ofrecidos son similares o superiores al precio de mercado.

Se ha puesto en conocimiento de las autoridades de Salud y del SERNAC sobre esta situación para que se investigue la eventual publicidad engañosa. Como gremio estamos decididos a ponerle fin a este tipo de prácticas, ya que no es posible que se juegue con la salud de la población y con el desempeño profesional de nuestros colegas.
A diferencia de las demás prestaciones de salud, las odontológicas no tienen cobertura del Estado. Debido a que las isapres no están obligadas, incorporan planes adicionales de atenciones dentales a las personas afiliadas, quienes deben cubrir por ello un costo adicional en UF. Estos convenios no son de libre elección para el paciente, sino que se deben realizar con determinados megaprestadores, que en algunos casos son empresas asociadas a los mismos dueños de las isapres. A esta irregularidad se agrega que los descuentos ofrecidos a los afiliados no son tales, pues los valores ofertados están, por lo general, abultadamente por sobre el precio de mercado.
En algunos casos se constata la integración vertical en el mercado de la salud a nivel de atenciones dentales, lo cual como colegio denunciamos ante la Fiscalía Nacional Económica, porque en última instancia esto perjudica a los pacientes y afecta la libre competencia.
De cada 100 pesos que paga el paciente, en promedio sólo 35 son para el profesional y el resto son para los megaprestadores. Si los pacientes y los dentistas hicieran trato directo y los primeros se atendieran en las consultas particulares de los segundos, ambos obtendrían más beneficios que en la actual modalidad.

FIRMA Y JUNTOS HAGAMOS UN CAMBIO

Difunde esta petición